El estudio histórico: conocer para conservar

Muchos de los Monumentos Públicos que se encuentran repartidos por Sevilla son, además de obras artísticas, interesantes testimonios de su época. Por ello, reflexionaba la Carta de Venecia de 1964 sobre la importancia de la salvaguarda de este valor histórico en los trabajos de conservación y restauración.

Tal y como se apunta en su artículo noveno la restauración del Monumento al Cid viene precedida por un estudio cultural, que funcione como base teórica del criterio de intervención y que defina, junto al diagnóstico, la metodología de acción y el alcance de las actuaciones proyectadas.

Parte de este estudio puede leerse repartido en los diferentes apartados del Menú que compone la web, posee contenidos de diversa índole con el fin de abordar el análisis del Monumento al Cid en toda su dimensión, asumiendo factores históricos, artísticos, paisajísticos y urbanísticos.

La investigación bibliográfica ha sido fundamental como primer paso para conocer el contexto en el que se levanta el Monumento y el ámbito donde se produce. Posteriormente, la búsqueda en los archivos municipales nos aportan datos específicos que profundiza en la obra y en aspectos técnicos que resultan especialmente útiles para las labores de restauración.

Aún así, nunca se terminan los estudios históricos antes del proceso de restauración, ya que las distintas fases de la intervención van aportando datos y sacando a la luz detalles, que ofrecen un gran interés para el conocimiento global del Monumento.

Esta entrada fue publicada en Diario de restauración y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.