Un Estudio para el conocimiento.

El primer paso de la restauración de la Cruz consistió en la realización de un estudio. Los objetivos eran conocer los pormenores históricos de la Cruz, sus traslados y los factores culturales que rodearon su realización.

La magnitud de la Cruz de la Cerrajería viene dada por la complejidad técnica en cuanto al número de elementos compositivos que la forman y las necesidades conservativas que demanda, pues la intervención proyectada ha de ir encaminada a mantener la funcionalidad de hito urbano con la que fue concebida.

En este sentido el estudio tiene el fin de resolver posibles incógnitas que puedan surgir en la intervención y plantear una serie de cuestiones que han de resolverse a la hora de fijar un criterio de actuación.

Gracias al estudio se han podido determinar las restauraciones que ha recibido y que alcance tuvieron: identificación de reposiciones, materiales, añadidos… Las conclusiones obtenidas determinaron la necesidad de realizar catas y estudiar las superficies para comprobar la posible existencia de estofados y policromía en algunos de sus elementos.

Un resumen de este estudio puede leerse en este aparatado dedicado a la Cruz de la Cerrajería, concretamente en la pestaña “Cruz de las Sierpes”.

1

Esta entrada fue publicada en Diario de restauración. Guarda el enlace permanente.