Reconocimiento y diagnóstico.

La intervención ha comenzando con un análisis organoléptico minucioso que se ha desarrollado mediante la observación directa de las piezas compositivas de la Cruz gracias a las facilidades de acceso que nos han permitido los andamios

2

Esta entrada fue publicada en Diario de restauración. Guarda el enlace permanente.