Filigrana de hierro.

Los trabajos de limpieza están descubriendo el virtuosismo técnico de Sebastián Conde, admirable sobre todo en la minuciosidad de los detalles. Observando estos matices de cerca y desprovisto de sucesivas capas de pintura sintética, se nos vienen a la cabeza aquellos elogios que a principios del siglo XX Luis Montoto dedicó a la Cruz de la Cerrajería.

No dudó en escribir sobre ella: “la más notable de todas las cruces”; “un encaje primoroso”; “el triunfo del arte sobre el hierro” .

MONTOTO, Luis: “La calle de las Sierpes”.

IMG_9668 IMG_9671

Esta entrada fue publicada en Diario de restauración. Guarda el enlace permanente.